El Caballero que siempre regresa a casa

Si hay un jugador representativo del Basquetbol de Sinaloa e icono de los mismos Caballeros de Culiacán , ese es sin duda Jesús “Cachuy” González.

Escrito por Prensa Caballeros el 6 octubre, 2016

Culiacán, Sin. A 5 de octubre de 2016.- Si hay un  jugador representativo del Basquetbol de Sinaloa e icono de los mismos Caballeros de Culiacán, ese es sin duda Jesús “Cachuy” González.

Jugador nacido en la sindicatura de Costa Rica y quien desde hace 15 años ya, saltó a las canchas de basquetbol para hacer de este su forma de vida.

El famoso “Cachuy” González no sólo es conocido y querido por todos su amigos en Sinaloa, la selección nacional y sus ex compañeros universitarios.

Cachuy ha sido tan agradecido con su tierra y su gente que, pocos saben que ha llevado una vida llena de buenas acciones y apoyos brindados a los niños y jóvenes de su oriunda Costa Rica.

El Parque Alejandro Torres, ubicado junto a importante establecimiento comercial en Costa Rica, cuenta con dos tableros profesionales en donde más de 50 niños practican el basquetbol y cuentan con uniformes de basquetbol gracias a que “Cachuy” hiciera esa donación en el año 2013.

Pocos son los Basquetbolistas que piensan en invertir parte de sus ganancias apoyando a su gente y por ende a su amado deporte.

González tiene esa particularidad con la que se ha ganado el cariño y respeto de muchas personas que aplauden su actitud y la labor altruista que cada año hace el Caballero preocupado y ocupado en apoyar en la medida de sus posibilidades a la niñez y juventud de su sindicatura.

“No busco reconocimiento por ayudar a mi gente, he visto a mucha gente aportar un granito de arena para que los niños no dejen de hacer deporte, en su momento, yo recibí apoyo de diferentes personas para seguir adelante y hoy ese compromiso moral me toca a mí. Si puedo seguir ayudando a mi comunidad, sin duda lo seguiré haciendo” así lo asegura quien también ya ha portado la camiseta Nacional y, también se ha dado el lujo de donar uniformes de juego cuando los jugadores más lo necesitaron.

Ese es Jesús González, el Caballero de Noble corazón comprometido con su gente y con el deporte de sus amores, el Basquetbol.